martes, 22 de diciembre de 2009

No te rindas.

- Tú no lo entiendes. Te juro que he intentado por todos los medios frenar esta situación pero creo que ya es demasiado tarde. Y lo peor de todo es que esto me está jodiendo la vida hasta el punto de que al levantarme cada mañana no encuentro motivación alguna para seguir viviendo. Ahora solo me queda rendirme..

- Te equivocas. Tienes la gran motivación de que si te rindes, si te permites perder la partida sin ni siquiera mover ficha, destruirás dos vidas. Para empezar la tuya, de la que soy testigo de como se consume día tras día, y luego la mía. ¿O piensas que yo puedo seguir con ganas de vivir si tú te rindes? Así que al menos espero que te compadezcas de mí y decidas luchar hasta al final.

21 comentarios:

  1. wow gracias por pasar por mi blog! :) me gusta la entrad,a ahora yo tambien te sigo... besos cuidate...
    agrego una nueva explicacion para no crecer: las responsabilidades, todo se vuelve mas arduo, todo hasta lo mas pequeño cuesta mas :S

    ResponderEliminar
  2. Increíble. Luchar por otro, menuda responsabilidad.

    Muás :)
    P.

    ResponderEliminar
  3. Lucha porque seas tú la que no necesite nada, él sólo te necesita a ti y tus ganas de vivir (aunque eso ya es toda una vida).
    Yo también te sigo :D

    ResponderEliminar
  4. Me encantan los relatos de autosuperación.
    siempre me recuerdan un poquito a mí misma. El texto me gustó mucho :)

    ¡¡Te sigo!! ¡¡Y feliz Navidaz!!

    ResponderEliminar
  5. Que no se rinda, que almenos lo haga por el!

    ResponderEliminar
  6. Bien dicho :) nunca hay que rendirse sin una buena pelea!

    ResponderEliminar
  7. Espero que siga adelante, al fin y al cabo la mayoría de las veces no vivimos por nosostros sino por los demás.

    Te sigo! :)

    ResponderEliminar
  8. "Hoy por ti, mañana por mí", digo yo.

    Muá.

    ResponderEliminar
  9. A ver, qué tonterías son esas. ¡Pero mira qué nieve tan bonita ha caído esta mañana! ¿No sirve ese motivo? Si motivos hay a montones mires donde mires.


    miau
    con
    gafas
    de
    aviador

    ResponderEliminar
  10. Un diciembre comenzó una historia que creí sería de algrias y risas. Y me equivoque.
    Un diciembre decidí terminar con ese dolor, de la única manera en la que sabía que no podría regresar jamás: enterrado.
    Hoy, tres diciembres después, se que hice lo correcto: VIVIR! porque lo correcto es lo más difícil, pero a la larga, lo más satisfactorio.
    Ella debe vivir, porque el camino difícil sólo lo toman los valientes.

    ResponderEliminar
  11. Yo lucharía por tí :)! Hay montones de motivos por los que no rendirse, te lo dice la experta en estar en el borde de tirarlo todo por la borda en un segundo..

    te quiero mucho, maru.

    ResponderEliminar
  12. No tienes que luchar por nadie, lo importante eres tú, y por tí lo tienes que hacer :)

    tequiero.
    te he dejado un regalo en mi blog^^

    ResponderEliminar
  13. Llegue a tu blog gracias a lavidasincolor. y la verdad es que me encanto...
    Espero que no se rinda jamás, no se puede rendir teniendo a alguien que la quiere tanto...

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  14. No te rindas NUNCA! Hay miles de motivos para seguir, y el más importante de ellos tú, no lo olvides. Aunque a veces cueste, la toalla nunca se debe tirar. Me Encanto el texto. Un besazo!

    ResponderEliminar
  15. ¡Rendirse es egoísta! Lucha por ti, porque te lo mereces tú, no porque alguien vaya a sufrir si lo haces.

    ¡Un beso y felices fiestas!

    ResponderEliminar
  16. Claro, porque si sólo juegan dos personas en una partida, en cuando se va una la otra no puede tirar, porque siempre tiene que esperar a que el otro acuda a mover el dado :)
    Un besito desde Marte, te echaré una ojeada.
    Mirna

    ResponderEliminar
  17. ¡Nunca hay que rendirse! Siempre se deja algo atrás aunque en ese momento no nos demos cuenta.

    Un beso :)

    ResponderEliminar
  18. tienes otra vez un regalo en mi blog invencible.

    te quiero mucho.

    ResponderEliminar
  19. Lucha cuanto más quiera, pero se sincera y no luches por algo imposible.
    me encanta tu blog!
    muaak.


    te sigo!

    ResponderEliminar

Coloréame el alma con palabras